Suelos para Mascotas: Tarimas resistentes para perros y gatos | Eurotarimas

Suelos para mascotas: tarimas resistentes para perros y gatos

¿Cuáles son los mejores suelos para mascotas, para perros o para gatos?

Si te has planteado esta pregunta alguna vez, entonces esto que te vamos a contar te interesa. Así que… ¡sigue leyendo!

Sabemos que tu perro o tu gato es uno más de la familia. Y convive en tu hogar como un miembro más. El cariño que te aportan y la compañía que te dan sin duda aportan un plus a tu día a día.

En este artículo te contamos lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir el suelo de tu hogar si vives con mascotas. También te explicamos cuáles son las principales características que debes valorar a la hora de adquirir el pavimento y te damos 2 opciones de suelos y tarimas resistentes para perros y gatos, que te harán la vida más sencilla.

Riesgos que sufren los suelos con perros o gatos en casa

La convivencia con perros o gatos conlleva una serie de riesgos o problemas que van a sufrir nuestros suelos.

Vivir con perros o gatos en casa requiere tener en cuenta ciertos aspectos. Todo ello con el objetivo de lograr una convivencia en armonía.

Debes prestar especial atención a mantener una buena limpieza de todas las superficies, especialmente del suelo o de la tarima que tengas en tu hogar, que es la que más va a sufrir.

Elegir un suelo adecuado para mascotas te ayudará a vivir más tranquilo y despreocupado. Y, sobre todo, lograrás una convivencia más fácil con tu mascota.

Si eres un amante de tu amigo de cuatro patas, seguro que ya lo sabes. Pero nunca está de más repasar los aspectos esenciales que pueden dañar tu suelo o tarima cuando tienes animales en casa.

De esta forma podrás escoger el suelo para mascotas que mejor se adecúe a tus necesidades.

Riesgos que sufren los suelos con perros o gatos en casa

Los principales problemas a los que nos enfrentamos y que pueden dañar nuestro suelo son:

  • Arañazos. Las garras y uñas de los perros y gatos pueden acabar dañando la superficie del pavimento, sobre todo en suelos menos resistentes a la abrasión. El continuo trasiego de arriba para abajo de nuestra mascota, pasando por las mismas zonas de nuestro hogar, acaba provocando arañazos en la superficie. Aunque una opción sea cortarles las uñas, puedes también buscar un suelo o tarima que tenga una mayor resistencia al desgaste, la abrasión y las rozaduras.
  • Manchas de barro o suciedad de la calle. Cuando sales a pasear con tu perro, es normal que vuelva con restos de barro o suciedad en sus patitas. Además de limpiarle las garritas antes de entrar al hogar, nunca está de más que escojas suelos más resistentes a la suciedad y en los que no se queden huellas o rastros. En estos casos, es preferible decantarte por suelos y tarimas que no sean porosos, para evitar que la suciedad penetre y deje un rastro difícil de borrar, sobre todo si no podemos limpiarlo al instante.
  • Manchas de comida. Los restos de comida, sobre todo si es comida blanda, pueden también provocar manchas en el pavimento o tarima. Para evitar rastros de comida que puedan dejar huella sobre el pavimento, se recomienda poner debajo del comedero o bebedero algún protector que evite que las manchas lleguen al suelo. Si se dispone de galería, terraza o balcón en la vivienda, una opción muy buena puede ser ubicar el comedero y bebedero en estas zonas.
  • Manchas de orina o pipí. Los restos de pipí pueden dejar marca en ciertos pavimentos. Aunque eduquemos a nuestra mascota para hacer sus necesidades cuando lo saquemos a pasear, a veces pueden ocurrir estos percances. Sobre todo, cuando son cachorritos y aún no están acostumbrados a las rutinas de paseos y juegos. En estos casos, es recomendable escoger suelos o tarimas impermeables que evitarán que el pipí se filtre y deje un rastro visible.
  • Bacterias y microorganismos. Si salimos a pasear a la calle con nuestro perro, va a ser inevitable que pueda traer bacterias y otros microorganismos en sus patitas. Es recomendable decantarte por una superficie antibacteriana que evite la proliferación de bacterias y otros microorganismos. En el mercado existen opciones de suelos y tarimas antibacterianas que garantizan la seguridad de tu hogar.

Características ideales de los suelos para mascotas

Ahora que ya conoces cuáles son los principales riesgos que pueden estropear tu suelo si convives en tu hogar con mascotas, vamos a ver cuáles son las características perfectas para un suelo o tarima a prueba de perros y gatos.

  • Resistente al desgaste, arañazos y abrasión. Los suelos con mayor resistencia a los arañazos, ofrecen una superficie más longeva y duradera.
  • Resistente a la humedad. Escoger un suelo resistente a la humedad nos ofrecerá protección frente a los pipis y la orina, evitando que puedan quedar restos y dañen el pavimento.
  • Higiénico. Los suelos higiénicos tienen una superficie antibacteriana que evita la proliferación de bacterias y otros microrganismos. Elegir un suelo higiénico nos ayudará a mantener unas óptimas condiciones de higiene y seguridad. Sobre todo, si tenemos niños pequeños en casa.
  • Con textura o relieve. Los suelos que tienen una superficie con relieves o textura, evitan que nuestras mascotas derrapen en sus carreras diarias por casa. Además, los arañazos en este tipo de superficies quedan más disimulados que en las superficies lisas y brillantes.
Características ideales de los suelos para mascotas
  • No poroso. Los suelos no porosos van a evitar que los restos de manchas puedan penetrar y dejar una huella persistente sobre el pavimento. Esto es especialmente importante si no podemos limpiar la mancha al instante.
  • Fácil de limpiar. Tenemos que ser conscientes de que tener una mascota en casa nos va a obligar a tener que limpiar más. Por eso es importante que escojas suelos que sean más fáciles de limpiar, y que soporten bien tanto la limpieza en seco, con aspirador por ejemplo para eliminar los pelos; y limpieza húmeda, con fregona y agua para las manchas más resistentes.
  • Antideslizante. Los suelos antideslizantes evitan los derrapes y resbalones de nuestras mascotas, reduciendo, con ello, el riesgo de arañazos. Y con ello, también minimizamos el riesgo de que nuestros amigos peluditos puedan sufrir algún accidente como impacto contra muebles o paredes, que puedan tener alguna complicación para nuestra mascota.
  • Amortiguador del ruido. Los ruidos de pisadas sobre el suelo pueden llegar a ser muy molestos si nuestra mascota es muy movida y no para de ir de arriba para abajo. En estos casos, los suelos que disponen de un sistema de amortiguación de la pisada, reducirán el ruido provocado por el repiqueteo continuo de las garras contra el pavimento, aunque no lo eliminarán por completo.

Tarimas resistentes para perros y gatos

Los avances en el sector, y el esfuerzo de marcas y fabricantes por crear suelos con nuevas propiedades y características que los hagan más resistentes y duraderos, ha hecho posible que hoy en día encontremos pavimentos adaptados a distintas necesidades.

Y en el caso de suelos para casas con perros o gatos, tenemos distintas alternativas. Nosotros te proponemos 2 opciones de tarimas resistentes para perros y gatos que harán tu vida más fácil:

  • Tarimas vinílicas (o suelos vinílicos)

Los suelos vinílicos son también conocidos como tarimas vinílicas, tarimas flotantes vinílicas o tarimas de vinilo. Los de más alta calidad, tienen unas excelentes características y un muy buen comportamiento en viviendas con mascotas. Los suelos vinílicos son muy resistentes frente a las manchas. Además, son 100% impermeables, por lo que se convierten en un suelo todoterreno. Podemos encontrar opciones de tarimas vinílicas antideslizantes y antibacterianas, que mejoran el rendimiento en casas con perros y gatos. Si además quieres una tarima resistente para mascotas, sin renunciar al aspecto estético, hoy en día podemos encontrar suelos y tarimas vinílicas que imitan a la perfección y con un gran realismo los suelos de madera, incluso recreando la textura original de este noble material. Si te decantas por una tarima de vinilo, además de las opciones que imitan la madera, podrás encontrar tarimas que recrean otros materiales, como el cemento, la piedra, etc.

¿Quieres conocer nuestra selección de Suelos Vinílicos?

  • Tarimas laminadas (o suelos laminados)

Los suelos laminados son también conocidos como tarimas laminadas, o tarimas flotantes laminadas. Los de más alta calidad se categorizan como suelos o tarimas laminadas AC-5, que ofrecen una mayor resistencia frente al desgaste y la abrasión. Esto los hace ideales como suelos para casas con mascotas. Decántate por clases de uso 32 y 33, que son las indicadas para un mayor tránsito y uso intenso. Además, si escoges opciones con tratamiento antihumedad, evitarás que puedan dañarse las juntas en los casos de que haya algún pipín o resto húmedo. Los suelos laminados son muy resistentes frente a las manchas, ya que son pavimentos no porosos. Existen opciones de suelos laminados antideslizantes y antibacterianos, que aportan un mejor rendimiento, además se ser más seguros para nuestro hogar. Si hablamos de la parte estética, las tarimas laminadas de hoy en día presentan diseños muy realistas, como los que imitan la madera, tanto en su óptica como en la textura. Así que no será necesario que renuncies a la estética cuando busques la resistencia en un suelo para mascotas.

¿Quieres conocer nuestra selección de Suelos Laminados?

Suelos no aptos para casas con mascotas

Hay suelos que, por sus características y propiedades, son menos resistentes y sufren más si tenemos mascotas en casa. Nos referimos principalmente a los siguientes:

  • Suelos de madera. La madera destaca por su gran belleza, pero por desgracia no es un material muy compatible en la convivencia con mascotas. Los suelos de madera sufren más los arañazos y el desgaste. Además, al ser un material más poroso, los rastros de comida o suciedad serán más difíciles de eliminar, sobre todo si no podemos limpiarlos al momento. Los suelos de madera no son impermeables, por lo que son vulnerables a los pipís, provocando su hinchamiento y deformidad. Si además tardamos cierto tiempo en limpiar la orina, ésta puede llegar a penetrar en la madera, dejando un característico olor y haciendo muy difícil su eliminación.
  • Suelos de moqueta o alfombras.Las moquetas y alfombras son, probablemente, el pavimento más desaconsejado si convivimos con mascotas. Son una mala opción ya que va a costar más tiempo y dinero mantenerlos limpios y sin restos de suciedad. Además, este tipo de materiales textiles retienen mucho más los olores, por lo que los restos de pipí van a dejar un característico olor acre que va a ser muy difícil de eliminar.
Suelos no aptos para casas con mascotas

Ahora que ya conoces cuáles son los suelos para mascotas más aconsejados, esperamos haberte ayudado a elegir la opción más adecuada para tu hogar, y hacerte la vida más fácil y feliz con tus compañeros de 4 patas.

Otras preguntas frecuentes sobre Suelos para mascotas

¿Cuál es el mejor suelo para perros?

Sin lugar a dudas, la opción más recomendable si convivimos con perros en casa, es el suelo vinílico, o tarima vinílica. Su gran popularización y demanda en casas con perros se debe a sus excelentes cualidades: son muy resistentes, son muy fáciles de limpiar y además son 100% impermeables, por lo que los restos de pipí no penetran ni dejan malos olores.

¿Cómo debo cuidar un suelo laminado si tengo mascota?

Si tienes instalado un suelo laminado en tu hogar, para mantenerlo en óptimas condiciones te recomendamos limpiarlo con mayor frecuencia, empleando agua y una fregona. Cuando tengas que limpiar restos de orina, emplea además algún producto apto para tarimas laminadas que elimine los olores. También es recomendable que tanto el comedero como el bebedero lo coloques en un lugar separado, como la galería o el balcón. Si no dispones de estos espacios, coloca una superficie de plástico entre el comedero y el suelo, para evitar que pueda dañarse tu tarima laminada.

Si tengo tarima de madera, ¿cómo puedo protegerla si convivo con mascotas en casa?

Los suelos de madera no son la mejor opción si vivimos con mascotas. No obstante, si en tu hogar tienes ya parquet o tarima de madera instalada, y no te planteas su sustitución, deberás extremar los cuidados. Aplica algún acabado especial en su superficie, que lo proteja de los arañazos y lo vuelva más resistente. En cuanto a los restos de suciedad o de pipis, intenta limpiarlos lo antes posible, empleando siempre productos aptos para superficies de madera. En el caso de que alguna pieza haya resultado muy dañada, es posible que tengas que sustituirla.

¿Es posible eliminar las manchas y el olor de orina de un suelo de madera?

Lamentablemente, es muy complicado eliminar el olor y las manchas de orina. Si la mancha no ha penetrado en la madera, es posible eliminarla lijando la superficie, con el proceso de acuchillado. Sin embargo, cuando la mancha de orina ha penetrado a las capas inferiores, y el olor se ha impregnado, puede ser necesario hacer la sustitución de toda la pieza.

¿TODAVÍA TE QUEDAN DUDAS?

Wishlist 0
Continue Shopping